Detroit, réquiem para el sueño americano: 84% de blancos en 1950, 83% de negros en 2010