FORO DE VIGILANTES DE SEGURIDAD Y NOTICIAS
REGISTRATE Y CONECTATE AL FORO Y PODRAS VER Y DESCARGAR MUCHOS CONTENIDOS QUE EN EL SE ENCUENTRAN Y QUE AHORA NO PUEDES VER.



SIN REGISTRARTE NO PUEDES VER LOS MENSAJES. REGISTRARTE NO TE LLEVARA NI UN MINUTO.

TAMBIEN PODRAS DESCARGAR.
DOCUMENTOS PARA VIGILANTES, LIBROS GRATIS Y OTROS . INSPECCIONA EL FORO Y BUSCA LAS DESCARGAS.

NO TE LO PIENSES Y PASA A FORMAR PARTE DEL MEJOR FORO Y COMUNIDAD DE COMPAÑEROS DE SEGURIDAD PRIVADA EN ESPAÑA


Academia controlum seguridad
sitio web seguro

NAVEGA CON TOTAL SEGURIDAD, ESTE FORO ES SEGURO.


Colabora con nosotros, colabora con el foro, CLICA AQUI

Canal de youtubesiguenos en Twittersiguenos en facebook




Buscar
Resultados por:
Búsqueda avanzada



Comparte
Ir abajo

Imprimir este tema
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Sáb 01 Jun 2019, 16:05
abc.es
Juan Pedro Quiñonero.
01.06.2019

Los responsables del ministerio de Cultura, la región Isla de Francia, la alcaldía de París y la empresa gestora de la seguridad de la catedral dejaron pasar, silenciaron e hicieron caso omiso de las advertencias recibidas desde el 2015, como mínimo

Los equipos de la empresa privada responsable de la seguridad de la catedral de Notre Dame habían advertido a sus superiores y a la dirección regional de asuntos culturales del gobierno, desde hace varios años, que había muchas «disfuncionalidades» que podían tener consecuencias catastróficas.

Los responsables del ministerio de Cultura, la región Isla de Francia, la alcaldía de París y la empresa gestora de la seguridad de la catedral dejaron pasar, silenciaron e hicieron caso omiso de las advertencias recibidas desde el 2015, como mínimo, hasta el devastador incendio que estalló la tarde del 15 de abril pasado, confirmando la gravedad de las «disfuncionalidades».

Los sistemas de alarma funcionaron con precisión la tarde del incendio. Por el contrario, la mala organización del personal, la mala evaluación de las advertencias, el «laberinto» de los «protocolos» de acción, en caso de advertencia, terminaron provocando un retraso de más de treinta minutos, finalmente devastador.

Varios jefes de equipo de la empresa privada responsable de la seguridad de Notre Dame han repetido ante los equipos de la policía judicial que instruye el caso las advertencias escritas que habían hecho años atrás.

Advertencias que sorprenden por su luminosa claridad: poco personal, horarios de trabajo y rondas que no siempre se cumplían, advertencias casi nunca escuchadas por la jerarquía burocrática.

En el puesto de seguridad responsable de seguir el «estado» de Notre Dame, a través de un rosario de pantallas de televisión, comenzaron trabajando dos o tres personas. Finalmente en ese puesto solo quedó una persona, trabajando con horarios largos y complicados. Si el vigilante debía atender a una visita o una cuestión doméstica, nadie podía enterarse de lo que ocurría o podía ocurrir en los rincones de Notre Dame.

Uno o varios responsables de la seguridad de la catedral debían realizar rondas sistemáticas por todo el edificio, con el fin de detectar problemas eventuales. Varios responsables de esas rondas hicieron muchas advertencias. Con poco éxito.

Los guardianes de la catedral que realizaron rondas diarias de inspección de Notre Dame hicieron advertencias de este tipo: amontonamiento frecuente de colillas en los lugares más insospechados; difícil acceso de aparatos sensibles para la seguridad; «abundancia» de aparatos y materiales de «alto potencial calorífico»; complejidad de las operaciones de vigilancia, cierre o apertura de la catedral, en caso de alarmas urgentes.

La ausencia o escasez de personal, frecuente, las «bajas» por cuestiones de salud o familiares, solo «complicaron» con deficiencias «menores» la vigilancia y seguridad.

Algunos de los jefes de equipo responsables de la seguridad de Notre Dame terminaron enfrentándose con su empresa, por razones mal esclarecidas. Las autoridades nacionales, regionales y municipales tampoco estudiaron con detenimiento las advertencias repetidas por los servicios de seguridad, víctimas, en cierta medida, de la ineficacia relativa de la burocracia cultural del Estado, la región y la alcaldía.

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Sáb 01 Jun 2019, 16:08
Seguro que a más de un@, os suena todo o parte de la noticia.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Jue 27 Jun 2019, 00:04
La Fiscalía de París desconoce la causa del incendio de Notre Dame 72 días después de que ocurriese.
El ministerio público, que descarta la intención criminal, cierra su investigación y baraja como orígenes posibles del fuego una negligencia y un fallo eléctrico.


elpais.com
SILVIA AYUSO.
26.06.2019

Salvo que, como se sospechó desde un principio, no hubo intención criminal, poco más se sabe del incendio que destruyó una buena parte de la cubierta de Notre Dame, a pesar de que han pasado más de dos meses desde la catástrofe que casi acaba con la emblemática catedral gótica de París. Tras más de 70 días de pesquisas, un expediente de 1.125 folios, un centenar de interrogatorios y “numerosas constataciones”, la Fiscalía de París ha cerrado la investigación preliminar casi con las mismas preguntas que con las que la abrió poco después de la catástrofe del 15 de abril. “Las investigaciones realizadas no permiten, hoy por hoy, determinar las causas del incendio”, dijo en un comunicado el fiscal de París, Rémy Heitz.

Cierto es, continúa, que de entre las hipótesis más valoradas por los investigadores figuran, tal como avanzaran algunos medios franceses pocos días después del incendio, la posibilidad de que el fuego se iniciara bien por un “fallo en el sistema eléctrico” o por “un cigarrillo mal apagado”. Sin embargo, subraya Heitz, por el momento “no es posible privilegiar ninguna” de estas pistas.

Una semana después del incendio, el semanario satírico Le Canard Enchaîné reveló que los investigadores habían hallado siete colillas cerca de los restos del andamiaje que había sido instalado para las obras de rehabilitación de la catedral. Poco después, un portavoz de la empresa que montó dichos andamios confirmó que algunos de los trabajadores habían “violado la prohibición de fumar de vez en cuando”, aunque descartó que un cigarrillo pudiera haber provocado un fuego de tal magnitud. La publicación también hablaba ya a finales de abril de la posibilidad de un “cortocircuito” como otra de las pistas que se seguían, ya que había cables por el entrevigado para hacer tañer las campanas de la catedral pese a que estaba también prohibido debido a que la cubierta —que quedó destruida— estaba hecha íntegramente de madera centenaria.

Las autoridades eclesiásticas también han admitido algunos errores humanos que hicieron que se descubriera más tarde el origen del fuego: el vigilante encargado del sistema de seguridad estaba haciendo un doble turno porque no se presentó su reemplazo. Además, era nuevo y no supo identificar bien los códigos de la alarma, por lo que no se localizó rápidamente el foco del incendio, que provocó la evacuación de la catedral pasadas las 18.00 de la tarde de ese lunes de Pascua, cuando se estaba celebrando una misa.

Leer más en: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Jue 27 Jun 2019, 00:06
Noticia escribió:... el vigilante encargado del sistema de seguridad estaba haciendo un doble turno porque no se presentó su reemplazo. Además, era nuevo y no supo identificar bien los códigos de la alarma, por lo que no se localizó rápidamente el foco del incendio,...

Cuando se junta el hambre con las ganas de comer.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
J. J.
J. J.
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Por internet
Masculino Mensajes : 2282
Fecha de inscripción : 15/01/2018
Edad : 56
Localización : Provincia de Toledo

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Jue 27 Jun 2019, 02:10
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Noticia escribió:... el vigilante encargado del sistema de seguridad estaba haciendo un doble turno porque no se presentó su reemplazo. Además, era nuevo y no supo identificar bien los códigos de la alarma, por lo que no se localizó rápidamente el foco del incendio,...

Cuando se junta el hambre con las ganas de comer.


Esto es lo que conlleva tanta gente que manda y muchas veces no tiene ni idea , eso sí títulos que no falten .

Por eso es de vital importancia el escribir todo aquello que observemos en nuestro servicio y que se podría o debería mejorar , ya que cuando llega Paco con las rebajas todo son escusas y escurrir el bulto y Pío pío que yo no he sido y al final quien paga el pato , ¿ Los de la titulitis , los que mandan ?, No el de abajo .


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Miér 17 Jul 2019, 19:29
"Aquí no hay fuego": así fue el grave error humano que condenó a Notre Dame.

Un trabajador con pocos días de experiencia, un extraño mensaje de fuego en una pantalla y un error de comunicación provocaron que el incendio fuera imposible de apagar a tiempo.

elconfidencial.com
RUBÉN RODRÍGUEZ.
17.07.2019

El 15 de abril de 2019 tuvo lugar uno de los días más tristes de la historia de Francia: un brutal fuego consumía lentamente Notre Dame, una de las grandes joyas arquitectónicas de París y del gótico europeo. Varios meses después, por fin se ha llevado a cabo la reconstrucción definitiva, donde todo apunta a que un error humano provocó que fuera imposible extinguir el incendio a tiempo. Ahora, se planea volver a tener listo el monumento antes de los Juegos Olímpicos de 2024.

Eran las 06:18 horas de aquel fatídico lunes. Un empleado de Notre Dame, que solo llevaba tres días en su puesto de trabajo, pronto descubre que algo no va bien. El reverendo Jean-Pierre Caveau está dando misa ante cientos de fieles, pero en el panel de alarma se activa una luz roja que indica que hay humo en una de las torres de la catedral. Solo puede significar una cosa: fuego. Rápidamente, da aviso a un guardia de seguridad para que acuda a la zona.

Aquel vigilante, que estaba a pocos metros del altar, recibió el aviso y rápidamente, salió corriendo para ver si había fuego en uno de los techos. Tras abandonar el salón principal de la iglesia, acudió a la sacristía, el edificio adyacente, donde subió a la parte superior... pero no había absolutamente nada. El guardia, extrañado por ello, llamó a su jefe, con quien no consiguió contactar. Tras un par de llamadas más, el encargado de seguridad descubre el error: ha ido al edificio equivocado.

Así, a toda velocidad, salió corriendo en dirección a aquella estancia llena de celosías conocida como 'el bosque'. Tras subir a toda velocidad los 300 escalones que llevan desde la planta baja hasta el ático, descubre que el aviso era cierto: se había equivocado de edificio y lo que se estaba quemando no era la parte alta de la sacristía, sino de la propia catedral. Cuando consigue acceder a la zona, el fuego estaba completamente descontrolado. Entonces, se avisa a los bomberos.

Esta es la reconstrucción de lo sucedido que ha llevado a cabo 'The New York Times', que considera que el gran problema tuvo que ver con el complejo sistema de aviso de fuegos de la catedral, que había quedado desfasado en el tiempo y que también infravaloraba la capacidad el fuego para expandirse. Según el prestigioso medio norteamericano, el mensaje que apareció en las pantallas fue el siguiente: 'Fuego. Ático Nave Sacristía. ZDA-110-3-15-1. Estructura de aspiración'.

Pudieron mezclarse la inexperiencia del trabajador y el problema para entender el extraño mensaje pero, tras varias llamadas, consiguieron descifrar del lugar del que se trataba. Efectivamente, la cadena de números y letras indicaba el detector de humo en concreto, pero la palabra 'sacristía' había llevado a error. Cuando alguien escuchó la frase 'estructura de aspiración', pronto entendió dónde estaba el fuego: la parte superior de la catedral era conocida como 'la estructura'.

Esa media hora de indecisiones pudo ser definitiva para que el fuego se hiciera imparable y arrasara con buena parte de Notre Dame, en una concatenación de errores humanos que derivaron en uno de los mayores desastres arquitectónicos de los últimos años. Ahora, varios meses después, ya se ha decidido de qué manera se va a reconstruir el edificio, con el objetivo de que vuelva a estar en pie antes del comienzo de los Juegos Olímpicos de París 2024.

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Mar 15 Oct 2019, 17:09
elmundo.es
IÑAKI GIL.
15.10.2019

Cronología horaria.

La chapuza de Notre Dame: un empleado novato doblando turno no supo guiar al vigilante cuando saltó la alarma.

La causa del incendio de la catedral aún no está clara.Sin embargo, hay certeza sobre la lentísima y errática respuesta al fuego.

Seis meses después, las causas que provocaron el incendio de Notre-Dame aún no se conocen. Pero la cronología de los hechos está cronometrada con precisión por, entre otros, por Le Monde y The New York Times, que dejan patente que la respuesta inicial fue desastrosa.

La catedral parisina era la única en Francia con un puesto de control de seguridad. Estaba en el presbiterio, una casita junto a la catedral en el lado del Sena. Era la vivienda del guarda. En 2014, la empresa Elytis instaló allí su sistema de seguridad de incendio.

Dos empleados deberían compartir turno: el jefe vigila el panel; el otro hace rondas y se persona en el lugar señalado por las alarmas en menos de cinco minutos. Pero los recortes han dejado el servicio en un empleado por turno.

Lunes 15 de Abril. Un empleado identificado M.D. ha entrado a trabajar a las 7.30 y debe terminar a las 15:30. Pero el relevo no se presenta y empalma el segundo turno que dura hasta las 23. A las 18:18 horas se ilumina el piloto rojo de fuego en el panel de control. En la pantalla se lee «desván nave/sacristía» y un código: ZDA-110-3-15-1. Avisa al vigilante de guardia, Jean Paul B, un expolicía que lleva cinco años en la catedral. En un minuto comprueba que en la sacristía, un edificio adyacente a la catedral, todo está en orden.

A las 18:23, como se desconoce qué desató la alerta, los altavoces difunden la orden de desalojo. Unas 800 personas salen en orden del templo. En su mayoría son turistas pero también hay fieles. El oficiante, Jean Pierre Caveau, se queda junto al altar.

El guarda de la catedral, Joachim, que fue antes sacristán, se une a Jean Paul en un registro exhaustivo de la sacristía. Antes, al pasar por el puesto de control, le ha dicho al novato que llame a su jefe, Emmanuel P., para saber qué quiere decir el código.

A las 18:43 llega la respuesta. El código corresponde a uno de los 160 detectores de humo del complejo sistema de alarma, ubicado en el ático de la catedral, no en la sacristía.

A las 18:45 cuando suena la alarma por segunda vez. Los fieles que habían vuelto al templo (no así los turistas) son desalojados.

Tres puertas y 300 peldaños separan al vigilante y al rector (que esperaba el final de la misa para un ensayo de un concierto) del bosque de vigas que sostienen el techo. Cada una procede de un árbol diferente. Cubren un espacio de más de 100 metros de largo por 13 de ancho en la nave (40 en el transepto) y 10 de alto. Al abrir la última puerta, las llamas son impresionantes.

A las 18:48 el agente de seguridad llama a los bomberos. Ha pasado media hora desde la primera señal de alarma. «Creo que arde Notre Dame» se lee en Twitter a las 18:52.

Sobre las 19:00 los primeros camiones de bomberos llegan a la explanada. Notre Dame es ya una tea atizada por el viento que llega desde el este.

El general Jean Claude Gallet, jefe de la brigada de París, llegará a tener a sus órdenes a 600 soldados del fuego (en Francia, los bomberos son un cuerpo militar). Es quien toma la decisión de dejar arder el techo y concentrarse en salvar las torres, empezado por la norte.

21:30. Macron llega y se se dirige a la nación por televisión desde delante de la catedral. Dos barcos bombean agua del Sena a los camiones que la lanzan a 4.000 litros por minuto con la ayuda de 13 brazos elevadores. La estrategia de los bomberos funciona. El incendio se da por controlado a las 23:00. Pero se necesitarán siete horas para extinguirlo del todo.

Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Mar 26 Nov 2019, 14:08
El desastre de Notre Dame abre el debate sobre la protección contra incendios en las catedrales.

interempresas.net
María Fernández Peláez.
27/05/2019.

El pasado 15 de abril a todos nos sobrecogió la noticia del fatídico incendio en la catedral de Notre Dame, símbolo histórico de la capital francesa y del mundo entero. Con la investigación todavía en curso, aún se desconocen la causa o causas que desencadenaron el incendio, aunque los primeros indicios sugieren que se produjo de forma accidental debido a un trabajo en el techo, que estaba forrado con plomo, realizado durante el proceso de restauración que se estaba llevando a cabo en este monumento histórico.

¿Qué pudo haber fallado? ¿Cómo se podrían evitar desastres similares? ¿Se debería de revisar el Plan Nacional de Patrimonio Histórico? Son muchas las preguntas que se nos vienen a la cabeza y desde Interempresas Media, y con motivo del número especial de Protección Contra Incendios, no hemos querido dejar pasar por alto este tema y hemos contactado con bomberos, asociaciones y expertos del sector de la construcción y edificación para que nos arrojen algo de luz sobre este asunto. Todos ellos coinciden en la urgencia de instaurar la protección contra incendios en las catedrales.

Eran aproximadamente las 18.50 horas cuando las alarmas de la catedral de Notre Dame comenzaron a sonar y el monumento cerró sus puertas a los visitantes. La cubierta de este símbolo parisino ardía con furia. A los pocos minutos, 400 bomberos se emplearon a fondo durante 9 horas para intentar detener un fuego que amenazaba con destruir la totalidad de la catedral del Sena.

Finalmente, las llamas generaron el derrumbe de la aguja central y el tejado de la nave central y, tanto el espacio interior como muchos bienes muebles se dañaron gravemente, pero el heroico trabajo del Cuerpo de Bomberos detuvo un fuego voraz y salvó casi la totalidad del patrimonio artístico: el balance indica que la estructura, la fachada y las torres pudieron ser salvadas gracias a sus labores de extinción. La investigación todavía está en curso y poco ha trascendido sobre el asunto, pero sí podemos analizar el escenario y sus resultados.

Contexto.
El monumento parisino llevaba en obras de renovación desde 2018, cuando se produjo una apelación de emergencia al considerarse que necesitaba mantenimiento y restauración. Se habían levantado varios andamios alrededor de los tejados y, precisamente días antes del incendio, tanto las estatuas de piedra como las de bronce se habían retirado del lugar para emprender las labores de restauración. El rescate casi absoluto de todas las obras de arte es un hecho que ha pasado desapercibido y es de gran relevancia.

Tal y como ha aclarado a Interempresas el presidente de la Fundación Fuego y jefe de Bomberos y Protección Civil Ayuntamiento de Cuenca, Pablo Muñoz, "todos los edificios patrimoniales que alberguen tesoros y patrimonio mueble cultural deben tener un plan para ponerlos a salvo, que debe ser conocido por los bomberos y primeros intervinientes. Un plan de salvaguarda de obras de arte se confecciona para situaciones de emergencia, para poder evacuar y proteger el patrimonio cultural. Debe existir una estrategia planificada, ensayada y con una catalogación de cada obra en función de su importancia, tamaño y peso para su evacuación. Las fotografías que hemos visto, aparecen unas obras de arte debidamente embaladas en un albergue seguro. Todo lo contrario a lo que ocurrió en el incendio del castillo de Windsor, donde las imágenes nos enseñaron cómo los trabajadores del castillo evacuaban las obras de arte y el patrimonio mueble a un jardín mojado, un día de lluvia sin ninguna protección y control"

Materiales y técnicas constructivas empleadas.
Tras conocer el contexto, resulta imprescindible analizar los materiales y técnicas de constructivas que se emplearon en la construcción de Notre Dame para poder entender la complejidad del memorable trabajo del Cuerpo de Bomberos en la extinción del incendio.

Según apunta Pablo Muñoz, se trata de una construcción de planta de cruz latina, de gran volumen con 5.500 metros cuadrados de superficie, con una longitud de 127 metros y anchura de 48 metros. Se destaca, de entre las cinco naves, la nave principal con una longitud de 60 metros, contando con un transepto muy ancho de 14 metros. La altura máxima de la nave principal son 43 metros de altura, situándose el cerramiento de la bóveda gótica de la nave a 32,5 metros de altura. Esta bóveda de crucería hace que las cargas se sustenten en puntos muy concretos como son los pilares. La altura de la nave principal y la delgadez de sus muros exigieron contrafuertes exteriores, ya que el sistema inicial de contrarresto por naves laterales no fue suficiente. Estos contrafuertes son los visibles y característicos arcos arquitectónicos que lucen en su exterior la catedral, los arbotantes. Los materiales de construcción, principalmente son piedra y madera de roble.

Para Muñoz, con esta descripción arquitectónica se puede deducir el complicado ‘teatro de operaciones’ donde se produjo y, con una propagación horizontal, se desarrolló rápidamente el fuego con una progresión imparable. “Al parecer, el incendio se inició debajo de la torre de aguja de Viollet, construida a mitad del siglo XIX sobre el transepto. Allí y bajo la cubierta de pizarra, sobre la bóveda de crucería, podemos deducir que existía un gran ‘bosque’ conformado por las vigas y pilares de gran sección y longitud, que componían la estructura de madera de roble de cientos de años, totalmente seca, con 9 metros de altura, con una superficie aproximadamente de 2.500 metros cuadrados. Su disposición fue ideal para que el fuego progresase sin barreras, en las cuatro direcciones que existían desde la base de la torre sobre la nave central y transepto, siendo un espacio totalmente diáfano, lo que propició la rápida propagación en los cuatro lados, incomunicados por la propia base de la torre”.

Del uso de la madera en la construcción, desde el punto de vista del comportamiento de los materiales, el presidente de la Fundación Fuego nos recuerda que hay que señalar que es un material combustible; y desde de punto de vista estructural, con el uso de piezas de gran escuadría y espesor, como es este caso, su comportamiento ante el fuego, es aceptable debido a sus bajos coeficientes de trasmisión y dilatación, así como la capa de una formación de carbón superficial que frena su avance. El roble es una madera dura, con una densidad entorno a los 710 kg/m. Su punto de ignición es más elevado (330ª C aprox.) que el de una madera blanda (280°C), pero su aporte calorífico es muy superior, elevado, con una combustión lenta, lo que le convierte en un gran factor a tener en cuenta en la extinción.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (Tecnifuego), Antonio Tortosa, ha afirmado a Interempresas que los incendios en el techo y tejados “a menudo son causados por el trabajo en caliente (soldaduras) en las restauraciones”. Y pese a que muchas personas piensen que los templos son seguros porque sus muros y la bóveda son de piedra, Tortosa recuerda que “para proteger la bóveda de la intemperie se suelen emplear otros materiales, como son el plomo o el cobre, soportado por una estructura de madera”.

De hecho, según han informado las aseguradoras, el 30% de los incendios en los edificios son causados por este tipo de trabajos en caliente. En los últimos años, ha habido incendios en catedrales, como el de la York Minster en 1984 o el de la Catedral de León (1966), ambos causados por un rayo, o el de la Catedral de Chartres que fue dañada por el fuego cinco veces y perdió su techo en 1836 cuando tenía una estructura similar a la de Notre Dame.

Este tipo de incendio, recuerda el jefe de Bomberos y Protección Civil Ayuntamiento de Cuenca, para ser eficaz en los trabajos de extinción, debe ser sofocado penetrando el interior, utilizando técnicas de extinción con agua a alta presión, de manera directa, con el fin de aplicar el agente extintor lo más localizado posible. La visualización directa de lo que se quema es la única manera de tener un control adecuado de la situación y poder actuar con un mínimo de daños. El agua a alta presión permite aumentar la superficie de vaporización de sus gotas, consiguiendo una mayor eficacia con una menor cantidad de agente extintor. Por regla general, las cubiertas no suelen ser accesibles y sólo se pueden controlar con equipos de altura desde el exterior o rompiendo por cubierta, realizando una especie de ‘cortafuegos’ para controlarlo.

Si en vez de emplear técnicas de extinción con agua a alta presión como nos acaba de indicar Pablo Muñoz, los bomberos hubieran lanzado agua desde un helicóptero o un avión cisterna -método “tradicional” que se emplea en otro tipo de incendios-, hubiera existido un alto riesgo de debilitar la estructura de la catedral con el peso del agua y su intensidad al caer desde baja altitud y hubiera podido, incluso, ocasionar daños a los edificios circundantes.

En declaraciones del director general de Murprotec en España y Portugal, Miguel Ángel López, a Interempresas, “la realidad es que un muro puede llegar a perder la mayor parte de su capacidad de carga debido a que se debilita la fuerza de cohesión de los elementos y materiales que constituyen dicho muro. Además, el contacto de esta superficie mojada con el aire hace que se produzca la oxidación del muro pudiendo llegar a ser un problema muy serio. Estos casos extremos, en los que la estructura dañada por las humedades no soporta la totalidad del peso de la carga, pueden desembocar en un colapso estructural”.

La urgencia de instaurar la protección contra incendios en las catedrales españolas.
En España se contabilizan 93 templos -entre catedrales, basílicas, monasterios e iglesias singulares-, acogidos al Plan Nacional de Catedrales (1997), entidad encargada de proteger y conservar este patrimonio histórico español, integrado por Estado, Comunidades Autónomas y Conferencia Episcopal.

Pese a que sí existe un ‘Libro manual básico de seguridad y protección contra incendios en Ciudades Patrimonio’, incluido en el Plan Nacional de Patrimonio Histórico -que depende del Ministerio de Cultura-, tal y como nos recuerda el vicepresidente de Tecnifuego, resulta cuanto menos asombroso que en la carta de riesgos para las catedrales no se contemple el riesgo de incendio. “Como cada templo está gestionado por un consejo diferente, existe variedad de criterios y diversidad en la adopción de los Planes de Autoprotección, aunque, en general, se puede decir que no existe una adecuada protección contra incendios en las catedrales”, reivindica Tortosa.

“Parece evidente que en España -prosigue el experto-, urge la inclusión del riesgo de incendio en el Plan Nacional de Catedrales, y que dicho riesgo tenga en cuenta el asesoramiento de los especialistas en la materia”. Esta carencia ha alertado a las autoridades españolas, porque, según declaró hace unos días el ministro de Cultura, José Guirao, tras el incendio se convocó un Consejo de Patrimonio Histórico extraordinario para el viernes 26 de abril con el fin de analizar los planes de emergencia en catedrales y templos singulares.

“En este sentido, para que el Plan Nacional de Catedrales incluya y acometa el riesgo de incendios, se deben adjudicar cantidades económicas suficientes en el presupuesto anual. Y este es uno de los puntos clave del problema. La protección de las catedrales y templos de interés histórico patrimonial debe ser acometida del mismo modo que un museo. Requiere sistemas (rociadores) y elementos desarrollados específicamente para su salvaguarda, agentes para la extinción que no son dañinos, pero sí eficaces en la extinción, con total garantía del cuidado de las obras. Otro de los sistemas más eficaces es la detección de incendios precoz, con conexión a una central y que active las funciones de control programadas”, indica Antonio Tortosa a Interempresas.

En esta línea y en un comunicado reciente, la Asociación europea de rociadores (EFSN) insiste en la instalación de rociadores automáticos en estos edificios: “La EFSN cree que un sistema de extinción de incendios (rociadores) en el falso techo de la estructura evitaría la propagación y retrasaría el incendio, aportando un tiempo clave a los bomberos para su total extinción”.

Estas declaraciones son compartidas también por Pablo Muñoz, quien subraya que “hace falta un buen sistema de detección, en función del edificio patrimonial a proteger y el material combustible que pueda albergar, y una pronta actuación con un agente extintor adecuado”.

Notre Dame contaba con escasos sistemas de PCI.
En el caso concreto del incendio de Notre Dame, los medios contra incendios con los que contaba la catedral eran escasos, según aclara Muñoz. “Principalmente la cubierta poseía un sistema de detección, que al parecer se activó, avisando, pero la información en la central de alarmas sobre la ubicación del lazo activado, fue errónea. Contaba con equipos de primera intervención, que acudieron al lugar señalado, pero no visualizaron el incendio por ese error. También contaban con extintores portátiles en todo el edificio incluidas las cubiertas, así como con una columna seca, de pequeñas dimensiones, que no fue apta para transportar las grandes cantidades de agua necesitada y a la presión que tenían que trabajar esas líneas. Y poco más, para la gran carga combustible que existía en todo el ático de la catedral”.

Para este tipo de estructuras de madera bajo cubierta, Pablo Muñoz señala que el sistema de detección más adecuado es el de aspiración por el comportamiento de la madera en un incendio, aunque “el inconveniente de este tipo de detección, en estas zonas con mucho polvo por falta de limpieza, es que puede dar lugar a falsas alarmas”. Este sistema, por ejemplo, está instalado en las cubiertas del Alcázar de Segovia, de similares características. También fue el recomendado por los investigadores del incendio que destruyó la cubierta de la biblioteca de la duquesa Ana Amalia, en el estado de Weimar (Alemania), donde los detectores analógicos de humo no funcionaron adecuadamente.

“Respecto de la respuesta inicial hacia ese fuego incipiente – continúa explicando a Interempresas el presidente de la Fundación Fuego-, hubiese sido necesario tener instalado unos sistemas de extinción automática, preferiblemente de agua nebulizada, para no sobrecargar la cubierta con peso extra del agua de extinción. Para ello debería contar con un sistema independiente de red de agua, conectado a unas bombas hidráulicas de propulsión y un depósito auxiliar exclusivo para la extinción de incendios, con la capacidad necesaria en función de la carga de fuego. Como complemento para la intervención de bomberos, deberían haber instalado columnas secas en cada una de las partes del ático para conectar las líneas de trabajo extintoras”.

En esta línea, Antonio Tortosa nos recuerda que, una vez se consigue proteger un edificio histórico de estas características y valor patrimonial, es necesario realizar el adecuado mantenimiento como garantía de la eficacia de unos equipos que no se usan salvo en condiciones extremas. “Para realizar un correcto mantenimiento, se deben cumplir los requisitos señalados en el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI), como por ejemplo, que las empresas instaladoras y mantenedoras deban estar habilitadas, tener el certificado de calidad del sistema de gestión de la calidad (ISO9001), realizar los mantenimientos periódicos, guardar las actas de mantenimiento o disponer del carnet de habilitación profesional de los operarios para la realización de las labores de mantenimiento”.

Con todo ello, el presidente de la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, pone énfasis en que Tecnifuego se pone al servicio de las administraciones encargadas de redactar el Plan de Protección Contra Incendios. “Los especialistas consideramos que la protección es posible sin dañar el patrimonio. Existen variedad de sistemas adaptados a las necesidades de cada edificio singular y de su contenido, incluidas las obras de arte. Bajo el asesoramiento experto, y una inversión adecuada, el patrimonio histórico y cultural estará a salvo”

Por su parte, Miguel Ángel López, aclara a Interempresas que desde Murprotec están muy concienciados con la preservación del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural. “Tanto es así que estamos en plena creación de una división especial para patrimonio. Hay muchos edificios con grandes problemas de humedades en los que se está invirtiendo grandes sumas de dinero en su rehabilitación, pero las humedades no se están tratando correctamente y volverán a aparecer. Por esto pretendemos dar la formación adecuada a los responsables y llevar a cabo un Plan Integral de mejoras y asistencia para que estos edificios singulares se conserven de una manera eficiente y sigan perdurando en el tiempo como hasta ahora. Esta es nuestra misión, aportar nuestro grano de arena a la continuación del legado histórico nacional”.

Desde Interempresas Media nos sumamos a las reivindicaciones de estos grandes expertos para que no tengamos que lamentar a futuro lo que se podría haber evitado gracias a una correcta implantación de sistemas de protección contra incendios, puesto que, tal y como concluye su análisis Pablo Muñoz “pasaran los años y, con una gran aportación económica se podrá restaurar, pero se perdió la historia, el arte de nuestro antepasados que deberíamos haber transmitido a las generaciones venideras, tan sólo, por dejar para mañana lo que deberíamos haber hecho hoy. Porque nunca ocurre nada”. Hasta que ocurre.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Mar 26 Nov 2019, 14:10
"... tan sólo, por dejar para mañana lo que deberíamos haber hecho hoy.
Porque nunca ocurre nada”. Hasta que ocurre."


Tan real como cierto.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Vie 20 Dic 2019, 16:42
elcorreodeburgos.com
16/12/2019.

Macron arriesgó la vida de 20 bomberos para salvar Notre Dame.

"Si abandonamos ahora, se cae", le dice a Emmanuel Macron la voz pausada del general Gallet, al mando de los bomberos de París. En la noche del fatídico 15 de abril había solo dos opciones: dejar que el fuego terminara de devorar Notre Dame o intentar salvar las torres -y con ellas la estructura de la catedral gótica- poniendo en peligro la vida de 20 hombres. Como en las grandes operaciones militares, solo el presidente puede decidir.

La señal de que Macron ha optado por confiar en la operación que Gallet ha dibujado en un folio es su gesto grave esbozando apenas un 'sí' y una palmadita en la espalda del general. Las imágenes inéditas de ese momento decisivo forman parte del documental 'La batalla de Notre Dame', de Émilie Lançon, emitido por TF1 y LCI el pasado fin de semana.

Un relato que refleja la tensión, la angustia y la emoción de quienes vivieron en primera persona el operativo para impedir que el fuego que había terminado con el techo y la famosa aguja de la catedral convirtiera el monumento gótico en un amasijo de ruinas humeantes.

"Las lágrimas de un primer ministro, un general dispuesto a intentarlo todo, un comando que se arriesga a morir, un presidente que debe decidir. Todos recordarán que ese 15 de abril libraron la batalla de Notre Dame", dice la voz en 'off' del documental, que recorre de manera cronológica los momentos clave de aquella noche.

Suspiro colectivo.
El film se nutre de grabaciones de los propios bomberos, del Elíseo y de responsables eclesiásticos no difundidas hasta ahora, en las que se ve desde dentro el largo combate contra las llamas y de testimonios como el de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, una de las primeras en ver desde su despacho que algo no iba bien en Notre Dame. Fue de hecho una de sus secretarias quien alertó a los bomberos.

"Las gárgolas escupían fuego, plomo, metales...", recuerda la alcaldesa. "Había una tormenta de fuego sobre Notre Dame", ilustra el ministro de Cultura, Frank Riester.  Como el drama, la narración comienza a las 18.15 horas, cuando se oye una alarma de incendios en el interior de Notre Dame, que celebra el quinto oficio del día, un lunes de Semana Santa, mientras la joven Emmanuel Rivière Campana canta en el altar.

La catedral es evacuada tranquilamente pero nadie encuentra el foco del incendio y pasan 30 largos minutos antes de que lleguen los primeros 25 bomberos, experimentados y novatos, como Marie Ange, que llevaba tres meses en su brigada. "Era mi primer incendio. Me dije que tenía que estar concentrada. Una de mis primeras reacciones fue pensar '¡Dios mío, sí que hace calor!'", rememora la joven. En los alrededores, la caída de la emblemática aguja gótica de Viollet le Duc provoca un enorme suspiro colectivo.

Un olvido fatal.
Muy pronto, los bomberos se dan cuenta de que tienen que optar por dejar al fuego una parte del edificio para conservar lo que puede salvarse, las dos torres y la fachada. Perder las torres significaba perder la batalla.

Salvar el tesoro se complica por el repentino olvido del regidor de la catedral, que no acierta a darle a los bomberos la combinación de la llave que abre el cofre donde se guarda la corona de espinas. Pero el momento dramático llega cuando descubren que las llamas han alcanzado la torre norte.

"Había que elegir. O esperar a que se hundiera o intentar una operación con el riesgo de perder a los hombres de la misma. Yo pienso que hay que hacer el esfuerzo. El presidente tiene que aprobar la opción y confiar en mí", relata el general Gallet. La audacia da frutos y minutos antes de las 23.30 horas anuncia: "Hemos ganado".


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Jue 26 Dic 2019, 20:49
elnuevoherald.com
THOMAS ADAMSON.  The Associated Press
22/12/2019.

El incendio de Notre Dame recuerda el peligro del plomo.

Hizo falta un incendio que casi destruyó la famosa catedral de París para revelar un vacío en las regulaciones globales de seguridad para el plomo, un material de construcción tóxico presente en muchas ciudades antiguas.

Después de que el incendio de Notre Dame en abril liberara docenas de toneladas de polvo tóxico de plomo a la atmósfera en unas pocas horas, las autoridades parisinas descubrieron un problema en la normativa de seguridad pública de la ciudad. No había una escala para determinar cómo de peligrosa era la contaminación, potencialmente mortal, del polvo que se había depositado en el suelo.

Desde entonces, The Associated Press ha determinado que este vacío regulatorio va mucho más allá de Francia. Ni las autoridades de otras capitales históricas europeas como Roma y Londres, ni la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), ni la Organización Mundial de la Salud tienen recomendaciones sobre el riesgo del polvo de plomo en espacios abiertos.

El motivo, señalan, es que si bien hay normativas sobre el plomo, nadie había imaginado un gran incendio en un edificio lleno de plomo del tamaño de Notre Dame, cuya aguja medía casi 100 metros (330 pies) de alto.

El envenenamiento por polvo de plomo puede causar una pérdida permanente de capacidad cognitiva, ataques, coma o la muerte, y la exposición a esta sustancia supone un grave riesgo para mujeres embarazadas y niños pequeños, que pueden llevarse con facilidad el polvo tóxico a la boca.

Las llamas consumieron el 15 de abril la aguja y el tejado de la catedral, que contenía 250 toneladas de plomo, en pleno centro de París. Las autoridades advirtieron después sobre el riesgo sanitario y se vieron obligadas a recopilar investigaciones dispares e incompletas para improvisar un criterio de seguridad, en un intento de tranquilizar a la población.

“Cuando ocurrió el incendio de Notre Dame, no teníamos ningún umbral de cuál era un nivel peligroso de plomo en el exterior”, dijo a AP Anne Souyris, vicealcaldesa de París responsable de salud pública. “Fue una llamada de atención (...) la cantidad de plomo que se quemó en Notre Dame no tenía precedentes”.

A las autoridades les sorprendió descubrir que si bien había recomendaciones en Francia para los niveles de plomo dentro de edificios y escuelas, así como en la pintura, el suelo y la contaminación aéreo, no había ningún protocolo sobre acumulaciones de plomo en espacios públicos, como el polvo sobre el suelo.

El peligro inherente y el vacío regulatorio sobre el polvo de plomo se hicieron imposibles de ignorar para las autoridades francesas cuando identificaron una película tóxica que había quedado depositada sobre los adoquines de Ile-de-la-Cite tras el incendio.

“Las autoridades básicamente intentaron crear recomendaciones de seguridad tras el incendio combinando una mezcla de viejos restos de datos y reportes”, señaló Souyris. “Pero en realidad no había nada oficial (...) simplemente no nos habíamos dado cuenta de que el plomo en exteriores podía ser un problema”.

El 18 de julio, tres meses después del gran incendio, la Agencia Regional de Salud de París (ARS, por sus siglas en francés) dijo considerar 5.000 microgramos por metro cuadrado (4,180 microgramos por yarda cuadrada) como un nivel peligroso de polvo de plomo en espacios públicos. También reconoció que había una “ausencia de escalas regulatorias (...) sobre la presencia de plomo en polvo depositado en las calles”.

Funcionarios sanitarios dijeron a AP que esa cifra se determinó a partir de datos incompletos, utilizando un reporte del Ministerio francés de Cultura sobre los niveles de plomo en los monumentos de París.

Algunos medios reportaron que los niveles registrados de contaminación por plomo en zonas en torno a la catedral eran entre 500 y 800 veces los niveles que las autoridades consideraron seguros.

Sin embargo, las autoridades sanitarias dijeron a AP que París sigue sin tener una escala regulatoria oficial.

La Organización Mundial de la Salud dijo a AP que no tenía recomendaciones de seguridad para polvo de plomo en espacios abiertos, ni planes “inmediatos” de crear unas.

Las nuevas leyes sobre seguridad en Gran Bretaña tras el incendio en 2017 de la Grenfell Tower tampoco cubrían este aspecto. El Ministerio de Medio Ambiente dijo a AP que no tiene “una escala específica de niveles inseguros de polvo de plomo en espacios públicos en Gran Bretaña”. Y señaló que los esfuerzos tras el incendio de Grenfell, un edificio de apartamentos construido en la década de 1970, se han centrado “más en el amianto que en el plomo debido a la edad del edificio”.

En Estados Unidos, donde muchos edificios se construyeron después de que el peligro del plomo fuera ampliamente reconocido, la EPA no tiene estándares sobre riesgo por polvo de plomo en espacios públicos al aire libre.

El plomo es una constante en la arquitectura parisina del siglo XIX, presente en tejados, balcones forjados, suelos y terrazas, y no solo en su famosa catedral. En 1853, Napoleón III encargó al barón Haussmann una renovación casi total de los bulevares y parques de la ciudad, en una era en la que el plomo era muy utilizado. Esos diseños siguen dominando la ciudad.

Las autoridades francesas dijeron que había pocas recomendaciones sobre niveles de polvo de plomo porque no había sido un problema hasta el incendio sin precedentes de Notre Dame.

Pasaron cuatro meses hasta que la ciudad completó la operación de limpieza en las veredas, mientras turistas, vecinos y comerciantes pasaban cada día por las calles en torno a la catedral.

El Ayuntamiento presentó este otoño un nuevo plan sobre el plomo que incluye limpiar y analizar lugares frecuentados por niños, un aumento de los controles sobre menores con altos niveles de plomo en sangre y un estudio epidemiológico independiente sobre el impacto del plomo en la salud de una ciudad que utiliza ese material tóxico desde la Edad Media.

“París es una ciudad hermosamente conservada”, dijo Souyris. “Pero nos damos cuenta de que también hemos preservado hermosamente su plomo”.

Los expertos señalan que el buen estado de conservación de París como ciudad histórica la convierte en un lugar especialmente peligroso por el plomo.

“La conservación hace inusual a París”, señaló Neil M. Donahue, profesor de química de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburg. “La incineración de uno de los tejados más famosos del mundo puede ser especialmente dramática, pero no hay alquimia en este mundo. El plomo siempre seguirá siendo plomo”.

El fuego en el corazón espiritual de París concienció a autoridades y ciudadanos sobre los peligros del plomo.

La Agencia Regional de Salud de París recomendó en junio un análisis de niveles de plomo a todas las mujeres embarazadas y niños menores de siete años residentes cerca del lugar.

Doce niños en los alrededores de la catedral dieron positivo en niveles altos de plomo en sangre después del incendio, según la agencia. Ninguno fue hospitalizado ni se le prescribió medicación, aunque las autoridades dijeron que era imposible predecir los efectos sanitarios del incendio a largo plazo.

La exposición al plomo de un menor procedía de una fuente distinta a la catedral: el balcón del apartamento familiar. Su caso ilustra cómo el incendio enfrentó a los parisinos con el riesgo de este material. De no ser por la catástrofe, es improbable que el niño hubiera pasado por ese análisis.

Pese a los riesgos, los expertos señalan que los turistas no necesitan modificar sus planes de viajar a una de las ciudades más visitadas del mundo.

Pero el tóxico polvo de plomo sigue siendo un problema dentro de la catedral, después de que toneladas de plomo fundido y en el aire contaminaran su interior. La operación de limpieza es delicada y agotadora, complicada con el plazo de cinco años marcado por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para completar la restauración. Muchos expertos consideran ese tiempo poco realista.

Aline Magnien, directora del Laboratorio de Investigación de Monumentos Históricos, envió hace poco a su equipo de científicos para determinar cómo retirar el plomo tóxico del edificio de 855 años, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sin dañarlo.

“Es una carrera contra el tiempo”, dijo. “El plomo es un auténtico problema. La catedral es excepcionalmente preciosa. Y no tenemos el lujo del tiempo”.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
RafaVs
RafaVs
Moderador global
Moderador global
Como nos has conocido? : Internet
Masculino Mensajes : 4655
Fecha de inscripción : 29/05/2018
Localización : Galicia

Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa. Empty Re: Notre Dame fue víctima de la ineficacia de la burocracia cultural francesa.

el Vie 24 Ene 2020, 16:47
elmundo.es
JAVIER SIERRA.
17/04/2019.

Notre Dame, la catedral de los misterios.

Lo que el lunes ardió en París no fue una catedral, fue un Universo entero. Así lo habría visto cualquier parisino del siglo XII que, aún limitado por su cultura, distinguiría en el enorme edificio levantado en la mayor de las islas del Sena un modelo a escala de la Creación.

En tiempos de los constructores de Notre Dame la catedral era entendida como el lugar en el que se podía sentir la presencia de Dios. Lo invisible se hacía presente en el mismo momento en el que la luz del Sol se filtraba por sus vitrales y adquiría una textura que casi podía tocarse. El eco de los rezos y los cantos -también invisibles al ojo humano-, alteraban el ritmo cardiaco de los fieles y los predisponían a la experiencia sagrada. Y, al fin, los aromas a inciensos importados de latitudes remotas completaban un bombardeo sensorial que los rendía y maravillaba por igual.

Tan magistral puesta en escena, de la que aún participan los miles de turistas que cada día visitan los templos góticos de Francia, todavía funciona. Y lo hace porque -aunque nos resistamos a admitirlo- nuestra generación no se diferencia demasiado de la de aquellos que, sin saber leer ni escribir, eran maestros en el arte de sentir.

Como aquellos, la mayoría de los que hoy se embriagan ante los impactos sensoriales de una catedral gótica, ignoran que su historia y su simbología están preñadas de misterios.

El primero, sin ir más lejos, tiene que ver con su construcción. Las cifras producen mareos. Entre 1140 y 1270 Europa vivió una burbuja inmobiliaria sacra sin precedentes desde los tiempos del megalitismo. Solo en Francia, y a partir del siglo anterior, se inició la construcción de 1.108 abadías que serían el prólogo al fervor arquitectónico de las catedrales. Y en poco más de trescientos años se levantarían en Europa los templos más importantes de ese nuevo estilo. Las fuentes de su financiación y, sobre todo, el origen de los arquitectos que pergeñaron y desarrollaron ese arte se ha convertido en un desafío para los estudiosos. Sus constructores rara vez nos dejaron planos para la posteridad, y aun menos sus nombres. De Notre Dame de París apenas sabemos que su impulsor fue el obispo Maurice de Sully, y que el papa Alejandro III estuvo en la ceremonia de colocación de su primera piedra en 1163. Louis Charpentier -uno de los exégetas más conocidos de estos misterios- sugirió en 1969 que la clave de esa explosión creativa pudo estar en las Cruzadas. Fue en ese tiempo cuando Europa estrechó sus vínculos con Oriente, importando con la fuerza de las armas a sabios y artesanos capaces de manejarse con el arco ojival y las matemáticas más avanzadas. Charpentier, claro, terminó tirando de un hilo que le hizo sospechar de los primeros templarios que en 1118 se instalaron en las ruinas del Templo de Salomón, tomando de él sus secretos.

Aunque interesante, la idea de Charpentier tiene más valor simbólico que histórico. Ante la ausencia de evidencias de la implicación templaria en la implantación del arte gótico, llueven los indicios. Que si Bernardo de Claraval, patrón de la orden, fue quien impulsó el primer gran templo de ese estilo sobre la gran colina de Vézelay; que si Salomón no falta nunca en la imaginería de cualquier catedral, incluyendo la de Notre Dame, como un guiño a sus posesiones en Tierra Santa; o que solo los privilegios económicos del Temple, concedidos en 1163 por la bula Omne Datum Optimum, les eximió de pagar ningún impuesto y, por tanto, les dio capacidad de financiar aquella macro operación inmobiliaria.

Más allá de estas especulaciones, lo único cierto es que, en efecto, aquel arte nuevo -aquel art goth o argot- venía preñado de una simbología pagana y oriental desconcertante. Medievalistas como Émile Mâte y escritores tan versados en Egipto como Christian Jacq, han sostenido durante años que ese gótico debía mucho a Mesopotamia y al país del Nilo. De ambas culturas, por ejemplo, tomó la idea de colocar gárgolas y criaturas feroces para ahuyentar de suelo sagrado a cualquier amenaza para el fiel. Las historias del Paraíso, del Diluvio, los unicornios o las aves que parecen hablar tienen su origen claro en la iconografía de Oriente Medio. Aunque lo curioso es que esas similitudes aumentan cuanto más se abunda en los detalles. El pórtico central de la fachada principal de Notre Dame de París es una buena prueba de ello: sobre el dintel de la Puerta del Juicio -salvado de las llamas, mas no del humo- puede verse a un ángel pesando en una balanza las almas de los fieles. Los platillos del peso están desequilibrados, lo que indica la presencia del pecado, condenando a los que han ofendido a Dios a ser devorados por un monstruo terrorífico. La escena es virtualmente idéntica a un capítulo clave del Libro de los Muertos egipcio, común en el país en las pirámides hacia el año 1500 a.C. En él se pintaba a Anubis sosteniendo una báscula en la que calibraba el alma del faraón en busca de pecados mientras un monstruo con cabeza de cocodrilo y cuerpo de león -Ammit- aguardaba la operación para devorarlo o dejarlo pasar.

Jacq cree que ese "plagio" demuestra cuán influyentes fueron las ideas egipcias en los constructores de Notre Dame de París y de sus otras "hermanas" consagradas a la Ascensión de la Virgen. Una iconografía, por cierto, también reiterativa en todas ellas, y que apunta al propósito final de sus diseñadores: apuntalar la creencia de que las catedrales eran lugares donde el fiel podía llegar a ascender a los cielos. Estamos, pues, ante una auténtica escalera al cielo.

La conexión astronómica de Notre Dame y sus "hermanas" es uno de los aspectos simbólicos que más me han obsesionado de las Notre Dame. Louis Charpentier fue el primero en apuntar que si se punteaban sobre un mapa de Francia las catedrales góticas "de la buena época" -siglo XII-, inmediatamente surgía un diseño geométrico que recordaba a la constelación de Virgo, la de la Virgen. Ese hallazgo inspiró mi novela Las puertas templarias, pero sobre todo me abocó a recorrerlas en busca de más claves astronómicas. Y las hay por doquier. Por ejemplo, no existe catedral sin su representación completa del zodiaco. Su presencia demuestra mi planteamiento de partida en estas líneas: que esos templos eran modelos a escala del Universo. En el caso de Notre Dame éste se encuentra también en la Puerta del Juicio, en el zócalo, junto a las representaciones de los vicios y las virtudes en las que no poco autores han querido ver un "libro secreto" de Alquimia.

El fuego del lunes ha respetado, por fortuna, esas "páginas". Una de las más notables es un medallón que muestra a una mujer cuya cabeza toca las nubes y que sostiene en su mano derecha un libro abierto y otro cerrado. Para Fulcanelli, autor en los años 30 del siglo pasado del bestseller El misterio de las catedrales, se trata de una representación de la Alquimia, la "Gran Obra". El libro abierto representaría el saber público, el cerrado el esotérico, y su cabeza la conexión con lo divino. La misión última del lugar.

Quién sabe. Los alquimistas perseguían la transmutación del plomo en oro, algo que se parece mucho al "arte" de convertir a la fe a los duros de corazón. Y creían también en los fénix, esas aves capaces de resurgir de sus cenizas. Algo que, sin duda, hará Notre Dame de París tras este lunes negro, recuperando tarde o temprano todos sus secretos.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.