Una musulmana critica que un empleado de una tienda no le dejara trabajar con el velo islámico en Barcelona