El Estado estudia implantar el Islam como religión en las escuelas españolas