NUESTRO GRUPO DE WASAP




ENRIC FUCHO ABOGADO ESPECIALISTA SEGURIDAD PRIVADA
Enric Fucho y asociados. Gabinete jurídico y de investigación

Seguridad y protección Nuestros expertos, con más de 20 años de experiencia en el sector de la seguridad, le asesorarán sobre todas aquellas cuestiones relacionadas tanto con la seguridad de su empresa como con su seguridad personal. MAS DE 14 AÑOS DEFENDIENDO EN LOS TRIBUNALES A LOS VIGILANTES DE SEGURIDAD CON PLENO DE VICTORIAS EN LOS JUICIOS

SIGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

siguenos en Google+Canal de youtubesiguenos en Twittersiguenos en facebookSígueme en Likedin
Podeis adquirir el libro clicando en el mismo a traves de Amazon

Podeis adquirir el libro clicando en el mismo a traves de Amazon
Últimos temas
» Ayuda con compra de material
Hoy a las 02:00 por loquillo68

» Nuestro grupo de Wasap
Ayer a las 16:35 por josepmarti

» Sobre los Atentados
Ayer a las 16:31 por josepmarti

» Buenos dias a tod@s
Ayer a las 16:20 por josepmarti

» Los Mossos abaten a cinco terroristas que planeaban una nueva masacre en Cambrils
Ayer a las 14:43 por JOSE MANUEL CORRAL

» ¿Cuanto tardan en mandarte la tip una vez solicitada?
Ayer a las 09:30 por Jogarfta

» La presencia de la Guardia Civil reduce las colas en El Prat a pesar de la huelga indefinida
Dom 20 Ago 2017, 16:29 por Valkyria

» Los vigilantes de seguridad deben aprender a defenderse y a trabajar en equipo. La escasa unidad es el problema fundamental del sector
Dom 20 Ago 2017, 16:23 por Valkyria

» UGT paraliza "de momento" la huelga en los aeropuertos de Alicante y València
Dom 20 Ago 2017, 14:08 por Jaime Juramentado

» La guardia civil toma el control en la huelga de taxis de Malaga y susutituye a los taxistas
Dom 20 Ago 2017, 13:59 por Jaime Juramentado

» Los vigilantes de seguridad hablan y cuentan lo que nunca dicen: sus 5 problemas.
Dom 20 Ago 2017, 13:54 por Jaime Juramentado

» Vigilante Seguridad T.I.P y Liciencia C
Sáb 19 Ago 2017, 21:50 por josepmarti

» El rey del soul James Brown
Sáb 19 Ago 2017, 20:30 por josepmarti

» Nightwish "The Phantom Of The Opera"
Sáb 19 Ago 2017, 20:18 por josepmarti

» Mike Oldfield Man In The Rain
Sáb 19 Ago 2017, 20:14 por josepmarti

» Encuesta sobre servicio de colaboráción con la Policía Nacional
Sáb 19 Ago 2017, 17:09 por josepmarti

» 1 vigilante de seguridad para evento en Tarragona
Sáb 19 Ago 2017, 14:33 por josepmarti

»  7 Vigilantes de Seguridad para Recinto Patrimonial
Sáb 19 Ago 2017, 13:35 por josepmarti

» Plataforma formativa
Sáb 19 Ago 2017, 09:20 por josepmarti

» Flipando con el acuerdo vacacional para 2018 de SECURITAS MADRID
Jue 17 Ago 2017, 21:19 por Valkyria

CORREO DE CONTACTO CON EL FORO


Podéis contactar con la administracion y moderación del foro a través de este correo.

forodevigilantes2017@gmail.com

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

DENUNCIAS ANONIMAS INTRUSISMO CON MAREA NEGRA

DENUNCIA CONTRA EL INTRUSIMO ANONIMAMENTE, CLICA AQUI

Coca-Cola versus Estado de derecho

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Coca-Cola versus Estado de derecho

Mensaje por josepmarti el Jue 22 Ene 2015, 18:09

El Gran Wyoming [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

La concentración de los grandes medios de comunicación en pocas manos, así como su pérdida de independencia al pasar a ser propiedad de grandes corporaciones que dan prioridad a los ingresos publicitarios frente al derecho a la información que asiste a los ciudadanos, ha logrado que el caso del cierre de la planta embotelladora de Coca-Cola de Fuenlabrada haya pasado casi desapercibido para la mayoría de la población a pesar de ser el paradigma del mundo que viene: un mundo sin derechos, con leyes elásticas y una justicia testimonial donde la policía puede actuar contra sus dictados.

Acostumbrados como estamos a que la clase dirigente, democráticamente elegida, como a ella misma le gusta recordar cada vez que toma una resolución que pisotea su propio programa electoral, gobierne a favor de los intereses de las grandes multinacionales, que en muchas ocasiones chocan frontalmente con los de los ciudadanos a los que debería representar, ya parecíamos curados de espanto, pero con este caso, el de Coca-Cola, se ha dado una nueva vuelta de tuerca, un paso hacia adelante en el desenmascaramiento de que asistimos a la abolición del sistema democrático tal y como lo entendíamos, basado en ese subtitulado que lo hacía sinónimo de Estado de derecho.

La ilegítima acción de los agentes antidisturbios golpeando a los trabajadores que llevaban casi un año acampados en la puerta de la fábrica, que tenían de su lado a la Justicia, que portaban la sentencia de la Audiencia Nacional que les daba la razón, echa por tierra el argumentario esgrimido noche y día por los responsables del Gobierno de que en un Estado de derecho todos estamos sometidos al dictado de ley. No se trata de una carga policial cuestionable por su violencia u oportunidad, sino de la inversión de su cometido al actuar contra las decisiones judiciales, impidiendo que se ejecute una sentencia que daba la razón a los trabajadores y que obligaba a la empresa a su readmisión e indemnización. Ante la obligación de cumplir la sentencia de la Audiencia Nacional, la empresa decidió desmontar la fábrica, primero de forma clandestina, y más tarde con la ayuda de la policía enviada por las autoridades de la Comunidad de Madrid.



La policía debería estar allí precisamente para lo contrario, para hacer cumplir la sentencia, para evitar que cuando los trabajadores, tal y como exige la ley, entraran por fin a ocupar sus puestos, no se produjera lo que ahora va a ocurrir, que la empresa argumente que la ejecución de la resolución judicial no es posible porque la fábrica no está operativa. La policía ha actuado contra los jueces y contra la ley al servicio de la multinacional. No sólo es incomprensible y antiestético sino de todo punto inadmisible. Hasta el abuso y el descaro deben tener medida.

No está de más recordar que los beneficios de esta empresa han sido espectaculares hasta el día del cierre, no nos encontramos ente un desgraciado caso de quiebra. El pulso a la Justicia ya estaba echado con la demostración de prepotencia que manifestó el presidente de Coca-Cola España a través de su cuenta de Twitter cuando, al conocer la sentencia que obligaba a la readmisión de los trabajadores y declaraba nulos los despidos, afirmó con rotundidad: “Las fábricas que cerraron seguirán cerradas, la sentencia se recurrirá y el ERE seguirá”. ¿Está claro?. Ante la reacción que tuvieron estas declaraciones en las redes sociales, volvió a echar un órdago: “El aparente triunfo sindical no lo es para los trabajadores: mientras los primeros brindan, los segundos rezan”. Es posible que los trabajadores creyentes rezaran para que se cumpliera la ley, pero es para eso, precisamente, para lo que debería estar la policía. De todos modos, la visión del presidente de Coca-Cola de los trabajadores de rodillas implorando a dios, aunque terrible, no es una fantasía. Parece que la inutilidad de los rezos es equiparable a la de esta sentencia de la Audiencia Nacional.

La sentencia no es “un triunfo sindical”, es una exigencia a la Coca Cola para que también ella, a pesar de su poder, se someta a las leyes que rigen nuestro país, las mismas que el presidente del Gobierno exhibe como único argumento cuando los catalanes le plantean su derecho a decidir. Me gustaría verle dirigirse al presidente de esta marca de refrescos con el mismo tono en el que se dirige al presidente de la Generalitat para exigirle que no rete al Estado de derecho, que no desafíe al Gobierno que emana de las urnas porque tendría que atenerse a las consecuencias. No, lo resolverán como hacen siempre en estos casos aduciendo que se trata de una empresa privada en conflicto y que no es de su competencia. Cuando se niegan a cumplir la ley, ya es de su competencia, señor Rajoy. Y es de su competencia porque es de nuestra competencia, porque es a los ciudadanos de este país a los que usted se debe, no a los dicterios de las grandes empresas. Usted puede ser neoliberal, pero la democracia no lo es y tiene una normas y unas formas, esas que usted exige a sus rivales políticos y a los ciudadanos. Mande a Soraya Sáenz de Santamaría a que dé una de sus clases de Barrio Sésamo con ritmo pausado explicándole a este señor nuestras leyes, nuestra Constitución, con ese tono de hastío de aquel que se desespera teniendo que recordar lo obvio, que le exija el respeto que le deben merecer tanto la ley que ampara su negocio como los ciudadanos de este país que han contribuido con su esfuerzo diario a su enriquecimiento, en lugar de enviar a antidisturbios a que apaleen a ciudadanos que defienden su puesto de trabajo sentencia en mano.

Tampoco estaría de más recordar la situación de crisis que atravesamos con millones de desempleados y salarios de hambre, y cómo se comportan los responsables de estas multinacionales que no se cansan de recordarnos en esas charlas-desayuno que dan en los hoteles que hay que arrimar el hombro: unos arriman el hombro y otros nos traen el hambre.

Mientras escribo este artículo unos setenta miembros de seguridad privada armados con pistolas y un furgón de perros rodean la fábrica para que continúe su desmantelamiento. Miembros de la policía secreta deambulan por la zona sin intervenir en este flagrante atentado contra nuestra ley y salta la noticia de la detención de Santi Potros, miembro de ETA, a las pocas horas de dictar la orden la Audiencia Nacional. Esa será la noticia del día: el Estado de derecho funciona.

Vuelvo a recordar que esta polémica carecerá de sentido cuando se firme el tratado de libre comercio entre EEUU y la UE (TTIP) y las sentencias de nuestras Audiencias estén por debajo de un acuerdo superior contemplado en ese tratado que, a pesar de las alarmas que crean las pocas cuestiones que se filtran, se sigue llevando adelante con total secretismo.

No tocan tiempos de promesas de subida de medio punto de las pensiones cuando nuestros representantes en el hemiciclo legitiman con su silencio un sistema donde Coca-Cola manda más que la Audiencia Nacional, donde la policía que pagamos sólo está al servicio de la ley en casos concretos. Ahora toca calentar la cera que cubra nuestros oídos para evitar escuchar los cantos de las sirenas, las amenazas del caos, los discursos apocalípticos. Toca una revisión de fondo. Algo tan sencillo como decidir en qué mundo queremos vivir, caiga quien caiga.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
josepmarti
Administrador-Fundador

Mensajes : 11448
Fecha de inscripción : 08/01/2014
Localización : Tarragona

https://www.forodevigilantes.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.