ENRIC FUCHO ABOGADO ESPECIALISTA SEGURIDAD PRIVADA
Enric Fucho y asociados. Gabinete jurídico y de investigación

Seguridad y protección Nuestros expertos, con más de 20 años de experiencia en el sector de la seguridad, le asesorarán sobre todas aquellas cuestiones relacionadas tanto con la seguridad de su empresa como con su seguridad personal. MAS DE 14 AÑOS DEFENDIENDO EN LOS TRIBUNALES A LOS VIGILANTES DE SEGURIDAD CON PLENO DE VICTORIAS EN LOS JUICIOS

SIGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

siguenos en Google+Canal de youtubesiguenos en Twittersiguenos en facebookSígueme en Likedin
Podeis adquirir el libro clicando en el mismo a traves de Amazon

Podeis adquirir el libro clicando en el mismo a traves de Amazon
Últimos temas
» Encuesta sobre servicio de colaboráción con la Policía Nacional
Hoy a las 08:26 por gatipedro

» Flipando con el acuerdo vacacional para 2018 de SECURITAS MADRID
Ayer a las 21:19 por Valkyria

» La presencia de la Guardia Civil reduce las colas en El Prat a pesar de la huelga indefinida
Ayer a las 20:23 por Valkyria

» La plantilla de Eulen aplaza la huelga en el Prat, a causa del atentado de Barcelona
Ayer a las 20:10 por Valkyria

» Lloret reclama los contratos de todos los vigilantes de bares y discotecas
Ayer a las 20:03 por Valkyria

» Atentado en Barcelona: Una furgoneta arrolla a varias personas en la Rambla y provoca decenas de heridos
Ayer a las 19:49 por Valkyria

» Unos 40 vigilantes de Eulen en El Prat están de baja laboral
Ayer a las 18:24 por Valkyria

» La plantilla del servicio de seguridad del aeropuerto mantiene la huelga indefinida
Ayer a las 18:05 por Valkyria

» Los sindicatos preparan ya un «otoño caliente»
Ayer a las 17:52 por Valkyria

» Trabajadora de Eulen: "La Guardia Civil tiene las órdenes de presionar a los compañeros"
Ayer a las 17:22 por Valkyria

» Los agentes de Seguridad de FIMO y Portanova se quedarán sin subrogación
Ayer a las 17:07 por Valkyria

» Un vigilante de seguridad retiene a un maltratador en un hotel de Portals
Ayer a las 16:57 por Valkyria

» Los policías locales critican la contratación de vigilantes privados contra los manteros en El Vendrell
Ayer a las 16:24 por Valkyria

» UGT paraliza "de momento" la huelga en los aeropuertos de Alicante y València
Ayer a las 16:16 por mystshaka

» SEGURIDAD INTEGRAL CANARIA: queremos cobrar
Ayer a las 15:44 por Valkyria

» Suspendida la huelga de los vigilantes de seguridad de Alvedro
Ayer a las 15:32 por Valkyria

» Los vigilantes de seguridad deben aprender a defenderse y a trabajar en equipo. La escasa unidad es el problema fundamental del sector
Ayer a las 15:26 por Valkyria

» Personal de prisiones (Acaip) pide retirar la seguridad privada de las prisiones
Ayer a las 12:36 por Temis

» Se necesita vs para la zona de castellon
Ayer a las 06:32 por josepmarti

» Vigilantes para feria Tomelloso
Miér 16 Ago 2017, 21:02 por josepmarti

CORREO DE CONTACTO CON EL FORO


Podéis contactar con la administracion y moderación del foro a través de este correo.

forodevigilantes2017@gmail.com

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

DENUNCIAS ANONIMAS INTRUSISMO CON MAREA NEGRA

DENUNCIA CONTRA EL INTRUSIMO ANONIMAMENTE, CLICA AQUI

El auge de las cámaras corporales modifica el comportamiento ciudad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El auge de las cámaras corporales modifica el comportamiento ciudad

Mensaje por vscapi el Miér 26 Ago 2015, 22:46

14/08/15

El auge de las cámaras corporales modifica el comportamiento ciudadano

Aumenta su uso entre policías de todo el mundo como herramienta de control y contrapeso


En la era de la hipervigilancia, cámaras de todo tipo se han convertido en un tercer ojo que todo lo ven y registran. Una de las últimas en sumarse han sido las cámaras corporales, diseñadas en principio para el uso policial, para captar tanto el comportamiento de los agentes como el momento en que se comete un delito. Sin embargo, su uso se está extendiendo a otros ámbitos profesionales e incluso al sector educativo. Este auge abre un nuevo debate en torno al exceso o no de vigilancia, y al cambio de comportamiento asociado. Por Patricia Pérez.

Està siendo sin duda un año de éxito para las cámaras, más allá de la moda del selfie stick, con el auge de las cámaras de acción y la GoPro como máximo exponente; las corporales que vigilan acciones policiales; aplicaciones gratuitas de streaming que emiten en directo para todo el mundo; o dispositivos de seguridad de alta tecnología con reconocimiento facial. Cada vez más momentos de nuestra vida son capturados por una cámara, por lo que se plantean nuevos interrogantes acerca de lo que significa vivir vigilado por ese tercer ojo.

En concreto, las cámaras corporales o body cam han sido bien recibidas en muchas ciudades, pues se consideran una herramienta de control y contrapeso frente al poder policial. Se trata de pequeños dispositivos no intrusivos adosados al uniforme del agente a la altura del hombro, para grabar discretamente sin interferir en su servicio diario. Pueden filmar de forma ininterrumpida, con la posibilidad de subir automáticamente los vídeos a la nube.

El dispositivo incluye además un software especial que almacena y cataloga las grabaciones y que impide cualquier tipo de alteración o modificación. Y en caso de robo o pérdida, también va provista de un mecanismo de bloqueo. Permiten grabar con baja luminosidad y en condiciones extremas.

Según cuenta la revista online NewScientist, el alcalde de Londres iniciaba el mes pasado un plan para dotar con 20.000 cámaras corporales a la Policía Metropolitana, lo mismo que hacía en mayo el Departamento de Justicia de EEUU, que destinó millones de dólares a la compra de cámaras para los departamentos de policía de todo el país, en respuesta a la consternación pública por la muerte de ciudadanos negros a manos de oficiales blancos.



Otros usos

El objetivo es claro, pues permite captar tanto el comportamiento de un agente -apropiado o no-, como el momento en que se comete un delito. Sin embargo, este tipo de dispositivos no sólo resulta de utilidad para la policía. En Estados Unidos, por ejemplo, ya se plantea su uso para bomberos, vigilantes, patrullas de playa, control de animales o incluso en el ámbito educativo, equipando a directores y subdirectores con cámaras corporales en el próximo curso escolar para registrar su relación con maestros y estudiantes.

También hay opciones para la ciudadanía en general. Es el caso de Vievu, una compañía con sede en Washington que ahora comercializa una versión de su cámara de policía para profesionales que requieren pruebas de vídeo para protegerse de responsabilidades, por ejemplo cuando llevan a cabo reparaciones en una casa mientras el dueño está ausente.


Las cámaras se pueden utilizar como medida de protección. "Cuando alguien se pone agresivo y se le dice que está siendo grabado o ve la cámara, se traduce en un cambio de comportamiento", manifiesta Mike Jones, uno de los agentes británicos que la está probando. "Es una capa adicional de seguridad", añade.

Los estudios sugieren que los ciudadanos se comportan mejor cuando son grabados. De acuerdo con un programa piloto llevado a cabo durante un año con cámaras corporales en el departamento de policía de Rialto, California, se detectó que los oficiales que las llevaban utilizaron la fuerza un 60 por ciento menos que aquellos que no las tenían. Las quejas de los ciudadanos también se redujeron en un 88 por ciento.

Legalidad

Estas investigaciones dejan entrever que un mundo con más cámaras de vigilancia podría ser, en cierto modo, más agradable y seguro. Pero a medida que crece la oferta tecnológica, también hay más posibilidades de usos imprudentes. A ello se suma la ambigüedad de la legalidad. Esto ha generado, por ejemplo, acalorados debates sobre cómo la policía debe usar las cámaras, si se pueden utilizar en cualquier sitio, o cuándo eliminar las grabaciones.

Al tratarse de tecnologías emergentes, no existe una regulación estricta sobre su uso, por lo que podríamos estar expuestos a grabaciones continuas allá donde vayamos, sin controlar quién puede ver esas imágenes. Sin embargo, esta situación podría tener el efecto inesperado de generar una sociedad más tolerante, como afirma Judith Donath, de la Universidad de Harvard. E incluso que apreciáramos más el trabajo de los demás.

Es lo que concluyeron en un estudio publicado en mayo, realizado por investigadores de la Universidad de Harvard y College de Londres. Colocaron cámaras en un comedor universitario para que los clientes pudieran ver una transmisión en vivo del trabajo de los cocineros, mientras estos podían verlos fuera esperando su comida. Los informes de satisfacción por la comida aumentaron un 22 por ciento. "El nivel de tolerancia aumentará en nuestra sociedad, si no queremos vivir en un mundo que induce a la paranoia", añade Donath.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
vscapi
Experto en Seguridad Nivel 10
Experto en Seguridad Nivel 10

Mensajes : 3514
Fecha de inscripción : 19/06/2015
Localización : Tierra de España

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.