VISITANOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES


siguenos en Google+Canal de youtubesiguenos en Twittersiguenos en facebookSígueme en Likedin



PATROCINADOR DEL FORO SEGURINCAT ESPECIALISTA EN SEGURIDAD PARA EVENTOS

PATROCINADOR DEL FORO ABALAR ACADEMIA DE FORMACION

PATROCINADOR DEL FORO controlum seguridad, SERVICIOS DE SEGURIDAD PRIVADA


Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

EL VIGILANTE INFORMA

Sobre la velocidad y el tocino

Ir abajo

Sobre la velocidad y el tocino

Mensaje por josepmarti el Dom 14 Ago 2016, 20:26

HAY en el habla popular frases hechas usadas para reprender confusiones ajenas, cuando se mezclan referencias que ni casan ni pueden pertenecer a un mismo contexto. Frases como confundir la velocidad con el tocino o confundir la gimnasia con el magnesio.

La velocidad y el tocino se han considerado, según esas frases, como entes que no se parecen en nada, que no tienen relación y que, por tanto, no se pueden aludir juntos en un supuesto. Advertir a alguien que no confunda la velocidad con el tocino es reprocharle el estar mezclando cosas o conceptos totalmente dispares.

La expresión es contundente, lapidaria. Le sueltas a uno que no confunda la velocidad con el tocino y es como asegurarle que no tiene ni idea de lo que está diciendo, que está confundiendo los términos, los conceptos, los juicios...Y como frase resolutiva y eficaz se ha utilizado durante siglos y se sigue utilizando.

Sin embargo, creo que esa expresión de no confundir la velocidad con el tocino no es muy acertada para lo que quiere significar, a poco que se analice:

Y es que, desde tiempos primitivos, sí hubo una relación entre la velocidad y el tocino. Porque con tocino se han engrasado las ruedas de los distintos carruajes, hasta hace bien poco. Los ejes de esas ruedas untados de tocino daban mayor movilidad y velocidad a carros, tartanas y tílburis.

Con tocino se untaban los dientes de las sierras y los serruchos para dar mayor velocidad a sus movimientos. El tocino propiciaba el mejor deslizamiento de la hoja de sierra y por tanto los vaivenes eran más rápidos. Con tocino engrasaban el podador y el esquilador sus tijeras, dando mayor velocidad a sus tareas. Y, en fin, el tocino, en crudo o disuelto a modo de aceite, se utilizó para dar más agilidad, mayor velocidad, a un sinfín de aperos, instrumentos y enseres.

Por tanto, sí hay, ha habido, relación entre la velocidad y el tocino. Y hasta en algún caso se podrían mezclar y confundir.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
josepmarti
Administrador
Administrador

Mensajes : 14963
Fecha de inscripción : 08/01/2014
Localización : Tarragona

https://www.forodevigilantes.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la velocidad y el tocino

Mensaje por josepmarti el Dom 14 Ago 2016, 20:27

Siempre me ha gustado saber de que vienen o de donde proceden algunas frases celebres que se acostumbran a decir a diario para referirnos a algunas cosas en sentido figurado, creo que esta es bastante acertada, espero que os gusten estas pequeñas anecdotas que se iran poniendo para enriquecer nuestra cultura popular.

Saludos


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
josepmarti
Administrador
Administrador

Mensajes : 14963
Fecha de inscripción : 08/01/2014
Localización : Tarragona

https://www.forodevigilantes.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sobre la velocidad y el tocino

Mensaje por josepmarti el Mar 16 Ago 2016, 17:39

¿De dónde procede la expresión “se te ve el plumero”?[img][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][/img]

Estamos acostumbrados a utilizar expresiones como  “a Fulanito se le ve el plumero”,  “a Menganito se le ha visto el plumero”, “Zutano, que se te ha visto el plumero”…

Son expresiones coloquiales y cuyo uso es común cuando queremos decir que hemos visto las intenciones (a veces malas) de alguien.

El origen de la locución, y sus derivados, se remonta a la época de las Cortes de Cádiz de 1812, en la que se reconoció y reguló a las milicias nacionales; una fuerza compuesta por voluntarios dispuestos a defender los ideales progresistas. Por su parte, el bando absolutista no era partidario de dicho cuerpo.

La Milicia Nacional se dividía en los cuerpos de infantería, caballería y artillería, teniendo cada uno de ellos su propio uniforme y cuyo gorro militar estaba coronado con un curioso y llamativo  penacho de plumas.

Este penacho de plumas destacaba en la lejanía, pudiéndose distinguir y saber a qué bando y cuerpo pertenecían sus portadores.

El origen de la expresión comenzó a utilizarse cuando en tertulias y/o debates políticos entre conservadores y progresistas, en un momento de la discusión se les decía a éstos últimos “a mí no me engañas, que te he visto el plumero”, en clara referencia al penacho de plumas del gorro.


A raíz de una consulta realizada a través del apartado de contacto por José Manuel Esteban

Fuentes de consulta: 1de3 / lasfrasesparahoy / felixrodrigomora / elgrancapitan


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
josepmarti
Administrador
Administrador

Mensajes : 14963
Fecha de inscripción : 08/01/2014
Localización : Tarragona

https://www.forodevigilantes.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
siguenos en Google+Canal de youtubesiguenos en Twittersiguenos en facebookSígueme en Likedin